La Farmacia de Sol

tu asistente personal para la salud

Farmaceutico

Servicio de Atención Farmacéutica


Hola, soy Sol, farmacéutica titular de La Farmacia de Sol. Te doy la bienvenida a nuestra farmacia en la red, donde te ofrecemos un Servicio de Atención Farmacéutica de la misma calidad y garantía que el de nuestra Farmacia de la Calle Berastegui. Somos los mismos profesionales y te atenderemos con nuestra cordialidad habitual.

Nuestro objetivo es acercarte la farmacia hasta el lugar donde te encuentres, tu casa o tu trabajo. Sin embargo, no todo podrás hacerlo desde aquí, ya que para algunos servicios será necesario que te acerques hasta la Farmacia de la Calle Berastegui. ¡Te esperamos!


Productos recomendados

Multilind® MICRO Plata

Pieles Atópicas

La nueva alternativa para pieles atópicas, extrasecas y secas con acción antibacteriana


Productos


Servicios


Sabías que ...

oficina

Sanidad aconseja regular los horarios, dieta saludable y ejercicio tras las vacaciones

Ir a noticia


Enlaces



Jornadas de Nutrición y Dietética

Dietista de Nutrition Center

Cita previa

Medición grasa abdominal

Publi

Solicita una cita

Solicita información y cita enviando un correo a berastegui@lafarmaciadesol.es indicando nombre y teléfono


La Hiperactividad Infantil

Por la Dra. Cristina Cáceres Marzal.
Pediatría. Neurología Pediátrica.
Hospital Universitario Materno-Infantil de Badajoz.
Profesora Asociada de la UNEX

TADH

La hiperactividad es un síntoma frecuente en los niños pequeños. La mayoría de las veces es una característica propia de la conducta en esta etapa del desarrollo, pero en un porcentaje importante de casos puede deberse a un trastorno del neurodesarrollo como el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). En este trastorno, al contrario de lo que se piensa habitualmente, el síntoma principal es el déficit de atención o incapacidad para mantener la atención en una tarea, mientras que los síntomas de hiperactividad e impulsividad, aunque suelen estar presentes, no siempre son imprescindibles para hacer el diagnóstico. De hecho, el DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) reconoce tres subtipos de TDAH: el subtipo combinado, en el que aparecen tanto el déficit de atención como la hiperactividad-impulsividad, el subtipo inatento, en el que la hiperactividad no es significativa, y el subtipo hiperactivo-impulsivo, donde predominan los síntomas de hiperactividad-impulsividad.

Otras causas de hiperactividad pueden ser algunos trastornos hormonales, como el hipertiroidismo, la anemia por déficit de hierro y otros trastornos nutricionales. También algunos fármacos utilizados habitualmente en la edad pediátrica pueden producirla, como el salbutamol (o Ventolín), utilizado en las bronquitis, o algunas vitaminas y estimulantes del apetito.

El diagnóstico del TDAH es clínico, actualmente no existe ninguna prueba o examen complementario que pueda considerarse útil para el diagnóstico. Es muy importante realizar una minuciosa entrevista clínica a los padres y al niño, haciendo hincapié en los antecedentes del neurodesarrollo del niño, como por ejemplo si durante el primer año de vida tuvo un perfil del lactante irritable, o sea, niños con llanto inconsolable, a veces diagnosticados como cólicos del lactante, dificultad para conciliar el sueño e inquietud motora; también es importante conocer cómo fueron las primeras etapas del aprendizaje, durante la guardería o en educación infantil, si el niño tenía ya dificultades para centrar su atención; primordial también es conocer si tuvo o si tiene problemas para el aprendizaje de la lecto-escritura. Una vez recogidos estos datos procederemos a la historia actual, solicitando información de la familia sobre el comportamiento, el aprendizaje, las relaciones sociales y la autoestima del niño; para eso son muy útiles diversas escalas o test que nos puntúan la probabilidad que tiene ese niño para tener un TDAH. Todos estos datos, junto con la información adecuadamente recogida del profesorado que atiende al niño y la exploración clínica nos harán sospechar un posible diagnóstico de TDAH en sus diferentes subtipos.

El TDAH con mucha frecuencia aparece asociado a otros trastornos, desde diversos trastornos de conducta, trastornos del estado de ánimo (ansiedad, depresión, ...), dificultades para la coordinación motora hasta dificultades específicas del aprendizaje como la dislexia. Estos trastornos asociados pueden empeorar la calidad de vida del niño y deben ser tratados paralelamente al tratamiento propio del TDAH.

El objetivo del tratamiento es disminuir los síntomas del TDAH, mejorando así el rendimiento académico y el comportamiento del niño, y de forma secundaria la autoestima, las relaciones con sus compañeros y con sus padres y la autonomía personal y social.

Lecturas recomendadas:

Soutullo. Convivir con Niños y Adolescentes con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. 2ª Edición. Editorial panamericana.

Thomas E. Brown. Trastorno por Déficit de Atención: una mente desenfocada en niños y adultos. Masson

Enlaces recomendados:

Fundación CADAH TDAH: http://www.fundacioncadah.org/

http://www.trastornohiperactividad.com/

http://www.vivircontdah.es/


¿Quieres más información?

CONSULTA AL ESPECIALISTA >>